Posteado por: quilapayun | 26/01/2011

QUILAPAYUN EN BARCELONA


Entradas disponibles en

http://www.telentrada.com/Telentrada/Espectaculos/Musica/Espectaculo+Quilapayún

Anuncios

QUILAPAYUN CELEBRA EL BICENTENARIO CON 3 CONCIERTOS EN CHILE

 

Afiche Bicentenario

Afiche Bicentenario

Ya finalizando el año, y en el marco del Bicentenario, QUILAPAYUN ofrecerá 3 conciertos en Chile. Las fechas comprometidas son:

27  DE NOVIEMBRE, 21:30 HRS. TEATRO MUNICIPAL DE VALPARAISO. VALPARAISO. VENTA ENTRADAS www.ticketmaster.cl

 

28 de NOVIEMBRE, 19:00 HRS. TEATRO REGIONAL DEL MAULE. TALCA

 

30 DE NOVIEMBRE, 21:00 HRS. TEATRO NESCAFE DE LAS ARTES. SANTIAGO. VENTA ENTRADAS www.ticketmaster.cl

PRESENTACION DE HORACIO SALINAS PARA EL LIBRO “CONVERSACIONES CONMIGO MISMO” DE EDUARDO CARRASCO

Portada Libro "Conversaciones conmigo mismo"

Portada Libro "Conversaciones conmigo mismo"

 

 

Estimados todos.

 

Lo primero, creo que efectivamente se trata de un libro valiente. Si fue ese uno de los  propósitos que Eduardo tuvo al escribirlo. Así como también  se disipan a poco andar los escrúpulos que,  con la ayuda de Montaigne  nos plantea el autor acerca del valor que pudiera tener contar la propia vida.  Entonces creo que el esfuerzo y el empeño de esta larga y profunda  auscultación han valido la pena, porque su vida, así como las de todos nosotros, ha transitado espacio comunes, gloriosos y dramáticos, importantes, que debemos revisitar con mayor coraje. Momentos de la historia de este país que es necesario narrar con más generosidad y dedicación.  (Siempre he pensado en la necesidad de un cine neorrealista, o como le llamemos, que muestre nuestros particulares modos,  sobretodo vistos desde el afecto).

 

“Conversaciones conmigo mismo” es una mirada hacia la existencia hecha, a ratos sin piedad y que nos sorprende por circunstancias que tal vez no hubiéramos querido conocer en sus pormenores  más crudos. Así las cosas, la vida de Eduardo, este diálogo desnudo consigo mismo, nos sumerge sin duda en interesantes revisiones, ajustes y contemplaciones cuando miramos aquella que ha sido la nuestra; a veces drástica, a ratos nostálgica y  por momentos también desesperanzadora.

 

Interesante resulta la historia de los orígenes de su familia, que como tantas y tantas de la clase media se fue estructurando en una sobreposición y cruce de vidas de emigrantes europeos que nos han legado un rasgo único de pluralidad en nuestra identidad cultural.

 

Los recuerdos del Liceo Lastarria me son cercanos porque fue allá que supe por primera vez de la existencia de los Carrasco ( y resistí los embates de la profesora de música que me expulsó del coro ). Hice las humanidades en el Liceo y tengo todavía el recuerdo rumoroso de las pichangas en los recreos, donde su hermano, “el Julio  Carrasco” , corría y disputaba la pelota con vehemencia temeraria. Luego lo escuché  cantar zambas argentinas  en algún festival de la canción y después vino el Quilapayún.

 

Ah!, el Quilapayún. Momento trascendente en la vida de Eduardo que se nos aparece en un  modo que desconocíamos. La tensión entre la filosofía y las música. La dedicación al grupo como un destino insoslayable pero no necesariamente buscado y querido. Datos que resultan comunes a las características e historias de muchos grupos de la época que nacieron no precisamente del Conservatorio, sino de las escuelas de Ingeniería, Arquitectura, Filosofía, Sociología o de ninguna, pero muy al margen de la que si debiera ser una cuna de formación de nuestros músicos, atenta  a las novedades y que hasta el día de hoy no lo es, nuestro  conservador Conservatorio.

 

El Quilapayún! Mantengo intacto el recuerdo de sus primeras presentaciones, en el patio del Pedagógico, en verano, de negro, con barbas y sandalias y con la voz  alborotada  y escapando fuerte de las gargantas. Por primera vez, las sonoridad del pinquillo y luego la quena, el charango con cuerdas de metal, las cuecas bolivianas, la zamba del riego, el canto a la pampa, en fin, un mundo nuevo de sonoridades venidas de lejos, de los altiplanos y un modo urgente de cantar y de pueblos por conocer, nacido de la Violeta, que cambió la música chilena y nos cambió profundamente a quienes nos asomábamos a  este oficio maravilloso.

 

El Quilapayún fue, entonces, para mi un deslumbramiento y luego una compañía cercana en esta vida común que nos ha tocado desde hace más de cuarenta años.

 

Pero quiero recordar que una de las primeras y cuidadas presentaciones en sociedad del Inti-Illimani, en el que fuera el Teatro del Instituto de Extensión Musical de la Universidad de Chile, el IEM, en la calle Alonso Ovalle, a fines de los años setenta, fue montado con la ayuda de Eduardo en todo lo relacionado con la escena y algo del repertorio de entonces. Otro tanto hizo Víctor Jara.

 

Luego los años de Allende, desprendidos, generosos, inventando escenarios y conociendo mejor Chile, años creativos y formadores también de lo que hoy somos y de lo que no podremos dejar de ser. Luego el exilio europeo, espacio difícil de soslayar y que nos marcó definitivamente, instalando la música y la creación  de ambos grupos más allá de nuestras propias fronteras, casi como una música en busca de un país, como una especie de  folclore imaginario. Y luego el retorno y luego los desgarros en la vida de los grupos, que tienen aspectos en común y otros muy diversos.

 

Lúcida me parece la reflexión de Eduardo de las posibles causas que han motivado estas rupturas y que fácilmente las encontramos en un primera fuerza propulsora que fue quedando prisionera de un cambio brusco de época y como brusca y poco elegante fue la caída de nuestros paradigmas. Agregaría el hecho de la curiosa estructuración de estos conjuntos  con fuertes dosis de incompetencias que en algunos casos se transforman en freno y conductas reñidas con la ética artística, todas cuestiones difíciles de vivir  en un oficio, como es la creación e interpretación musical en los grupos, que  se alimenta de la mutua seducción entre sus miembros.

 

Otra parte dolorosa pero necesaria es la reflexión que Eduardo hace en relación a la disparatada creencia de que cuanto hemos construido, como creación musical y desde hace mucho, autoría y protagonismos, quedan relegadas a un plano de secundaria importancia y muy por debajo de la si importante administración del nombre. Idea, por cierto  patuda e insensata, para no hablar de su inmoralidad.

 

Bueno, como ven,  los temas se suceden y son todos apasionantes. El amor, la política, las amistades, el poder, dios  y la religión, la música, en fin, la vida y la muerte. La filosofía, disciplina que le ha permitido desentrañar en parte importante la madeja de la existencia humana y, sin lugar a dudas, le ha dado un sello indeleble a su grupo musical, el Quilapayún. Las cosas en su lugar.

 

Eduardo es un personaje bien instalado en el mundo de la cultura y las artes musicales de Chile.  Sin medias tintas, al hueso, a veces demasiado al hueso, y por eso incómodo.

 

Estimado con cariño por muchos, entre los que me cuento y protagonista de un movimiento, como el de la Nueva Canción, que modificó el curso de la música chilena. Y esto no es poco y es suficiente para que sigan ustedes la  interesante lectura de “Conversaciones conmigo mismo”. Gracias

 

 

Horacio Salinas

 

Posteado por: quilapayun | 21/10/2010

Barcelona homenajea al grupo chileno Quilapayún

En recuerdo por los recitales del Palau Blaugrana en el 74

Barcelona homenajea al grupo chileno Quilapayún 36 años después de sus históricos conciertos

Barcelona : 20/10/2010

El próximo viernes, 29 de octubre, la ciudad de Barcelonasaldará una deuda histórica con el homenaje al grupo chileno Quilapayún que se realizará en el Saló de Cent del Ayuntamiento de la capital catalana, bajo la presidencia del alcalde, Jordi Hereu. A la recepción asistirán los miembros pioneros de Quilapayún que estuvieron en Barcelona en los inolvidables conciertos del 20 y 21 de septiembre de 1974 en el Palau Blaugrana, aún en plena dictadura franquista y justo un año después del golpe de Estado realizado por Augusto Pinochet contra el gobierno de Unidad Popular presidido por Salvador Allende.

Durante estos años, Quilapayún ha actuado repetidamente en diversos lugares del Estado español una vez recuperada la democracia. En Barcelona, no obstante, fue donde por primera vez lo hicieron en aquel 1974, cuando el grupo chileno ya había emprendido el camino del exilio por la falta de libertades generada desde la junta militar golpista. Chile tardó tiempo en recuperar su libertad y para Quilapayún, los recitales de Barcelona se convirtieron en un acontecimiento de honda trascendencia, inicio de larga diáspora.

Precisamente, en su web oficial www.quilapayun.com , en el apartado de “recitales históricos”. aparece la reseña de los dos fundamentales a su criterio, el de Valparaíso de 1973 y los de Barcelona en 1974. Como asegura en su comunicado de prensa la comisión para el homenaje de Barcelona a Quilapayún, que cuenta entre sus miembros al prestigioso guitarrista chileno Eugenio Dávalos, “quienes asistieron entonces, los que han conocido su labor artística y su trayectoria humana comprometida con los valores humanos durante los 45 años de historia del grupo, tienen un lugar reservado en el Saló de Cent el próximo día 29 de octubre de 2010”.

Posteado por: quilapayun | 17/10/2010

SUB TERRA

SUB TERRA

reflexiones mineras por HUGO LAGOS

 

 

Banderas en Campamento San José (Associated Press)

 

René miró emocionado el rescate de los 33 de San José por la televisión como millones de otros franceses, con una diferencia no poco importante, René es un ex minero del carbón hoy día jubilado.

 

Miraba en silencio compartiendo en la distancia lo que vivían sus lejanos colegas chilenos, efectivamente, a él le tocó vivir a fines de los años 60 un derrumbe a 450m bajo tierra en una carbonífera del norte francés, afortunadamente la angustia le duró poco tiempo, su rescate se realizó rápidamente en sólo unos días. Nadie mejor que él para entender lo que estaba sucediendo por esas áridas tierras del sur del planeta.

 

Los numerosos reportajes nos mostraban en Europa día a día la odisea de los 33, Chile fue el centro de la atención durante dos meses y los cerros que rodean Copiapó dieron la vuelta al mundo, la cosa se aceleró con la salida al aire libre de Lucho Urzúa y los suyos de a uno por uno. Lágrimas, banderas, vivas Chile, cuecas, canción nacional, Piñera, abrazos, bocinas, helicópteros, carpas, autos y camiones, sin olvidar el payaso que estuvo revolviéndola para no perder el legendario buen humor nacional, “no se retire señora que pronto van a salir…” acompañaron la vuelta a la vida de los compatriotas. No faltó nadie.

 

Se hablará mucho tiempo de este acontecimiento que desde ya forma parte de nuestra historia, parece que ya se están negociando los derechos para una película de tv. A Piñera le subió el porcentaje de buenas opiniones y los 33 tienen el futuro asegurado, business are business. Todo el mundo feliz.

 

Los hoteles abarrotados de inesperados clientes se fueron poco a poco quedando vacíos, la cohorte internacional de reporteros campeones del vivo y en directo, CNN de todos los países empezaron a hacer las maletas, la insaciable actualidad ya encontró otro buzz para captar la atención y la audiencia del respetable público. Dicen que en Afganistán…

 

Al final, después de toda esta agitación, Copiapó recuperó otra vez su tranquilidad de apacible puerta del desierto, el silencio discreto de sus cerros, su inmenso cielo azul, su porfiado sol de mediodía y sus frías noches solitarias.

 

Copiapó volvió a dormir tranquila…

 

Posteado por: quilapayun | 10/10/2010

QUILAPAYUN EN CONCIERTO SOLIDARIO EN SAINT YORRE

QUILAPAYUN EN CONCIERTO SOLIDARIO

9 de Octubre 2010

Halle des sports, Saint-Yorre. Francia

Fotos y crónica: Valerie MULLIER

 

 

Afiche Concert-chili-st-yorre

En el Halle des sports de la localidad de SAINT-YORRE se realizó la jornada solidaria en la que un grupo de franceses y chilenos se unieron para recabar fondos destinados a las víctimas del Terremoto del 27 de Febrero en Chile.

El acto partio con al presentación del grupo frances de música latinoamericana AFUNALHUE. Después se presento el querido Osvalo Torres, quien canto y converso animadamente con la audiencia.En la segunda parte actuaron los Quilas, cerrando todo el grupo de música y danza SAABA, de Burkina Faso.

Quilapayún se presentó con Hernán Gómez, Hugo Lagos, Guillermo García, Carlitos y Sebastián Quezada,  acompañados de Romain LECUYER al contrebajo y Alfonso PACIN al violin, charango y guitarra. La lista de las canciones interpretadas fueron las siguientes:

  1. Plegaria a un Labrador
  2. A California me voy
  3. Manifiesto
  4. Quita Hurpillay (con Osvaldo Torres)
  5. Rumba por la Paz
  6. Ventolera
  7. Te Recuerdo Amanda
  8. Tio Caïman
  9. La Muralla
  10. Bis : El Pueblo Unido.

 

Una noble jornada que unió a varias culturas en apoyo a los más necesitados en el Sur de Chile.

 

 

Posteado por: quilapayun | 23/09/2010

QUILAPAYUN en la Yein Fonda 2010

QUILAPAYUN y Los Tres: “Mi Patria”

QUILAPAYUN y Alvaro Henríquez: “Vamos Mujer”

QUILAPAYUN: “La Batea”

QUILAPAYUN: “Malembe”


Posteado por: quilapayun | 21/09/2010

QUILAPAYUN RECUERDA A LABORDETA

JOSE ANTONIO LABORDETA

Labordeta

José Labordeta fue mucho más que el cantautor de Aragón, lo fue de la libertad entera de España

Corrían los últimos años del Franquismo y nosotros, exilados y cantantes chilenos, recorríamos de punta a punta España, país que se despertaba definitivamente a la democracia, la muerte del dictador estaba muy cerca. No recuerdo exactamente dónde le encontramos por primera vez, no sé si en Zaragoza, Huesca o Calatayud, fueron tan numerosos los conciertos y actos multitudinarios donde compartíamos los escenarios con artistas como Labordeta. Allí se mezclaban la solidaridad con nuestro pueblo y el potente deseo de libertad de esa España mortificada por los largos y duros años de dictadura, hasta ahí, una de las más feroces y violentas del mundo.



Así, como Labordeta, son muchos aquellos cantantes y poetas españoles, luchadores todos de la libertad, que se cruzaron en nuestro camino: el poeta Marcos Ana, los cantautores Raimon, Rosa León, Ana Belén, Luis Llach, Carlos Cano, Los Sabandeños, Pi de la Serra. Todos coincidían, eran la voz poderosa y profunda de la España que cantaba a la esperanza y a los sueños de libertad y democracia. Y fueron cientos de conciertos a lo largo y ancho de España, en Andalucía, el país vasco, Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Granada, Santander, en plazas de toros, jardines, todos lugares a los cuales llegábamos portando la voz libre de Chile, llegábamos con esos artistas y gracias a ellos.

Por eso digo hoy, con Labordeta perdemos a un compañero, como hemos perdido a otros; ayer fue Víctor, luego, Alí Primera en Venezuela, después vino Mercedes y vendremos, sin duda, muchos otros, la vida se nos termina, pero ella nos dio esta hermosa y poderosa chance de ser cantantes de nuestros pueblos, tal que Labordeta que fue reconocido, amado y respetado por el pueblo español.

Hasta siempre compañero!

GUILLERMO GARCIA CAMPOS
Músico y Compositor. Integrante de Quilapayún.


Posteado por: quilapayun | 19/09/2010

ZAPATEANDO EN LA YEIN FONDA

ZAPATEANDO EN LA YEIN FONDA

Fotos : Claudia Vivanco

Todo un éxito han resultado las festivas jornadas de la primera incursión de Quilapayún en la Yein Fonda.

Luego del recordado triunvirato “Inti+Quila=Los Tres“, el desembarco de Fiestas Patrias en la Fonda de Los Tres no ha hecho más que corroborar el arrastre que el conjunto tiene en las nuevas generaciones.

Para estas tres jornadas, los Quila han presentado lo más selecto de su repertorio, además de unirse a Los Tres para interpretar temas en conjunto, tal como lo hicieran en el Movistar Arena.

Primera Aparición:
Miren como sonríen
Quita Hurpillay
Malembe
Vamos Mujer (con Álvaro Henríquez)
La Muralla
Canción Final – Cantata Santa María
La Batea
Mi Patria (con Álvaro Henríquez)
Pájaros de fuego (con Los Tres)
Los Pueblos Americanos
Cueca de Joaquín Murieta
Segunda Aparición:
Ventolera
Déjate Caer (con Los Tres)
El Pueblo Unido (con Los Tres)



Posteado por: quilapayun | 13/09/2010

CATALUNYA, CON ALLENDE EN EL CORAZON

CATALUNYA, CON ALLENDE EN EL CORAZON

por Hernán Gómez

Discurso Alcalde


El 11 de septiembre es la Diada de Catalunya. Se conmemora así la caída de Barcelona en manos del ejército de los Borbones, en 1714.

Con el transcurso del tiempo la Diada se ha transformado en una manifestación política y cívica de primer orden, yendo mucho más allá del carácter ecuménico que tuviera en sus inicios.

En toda Barcelona y en sus alrededores, esto se observa sin excepción, poniendo flores en monumentos y plazas.

Barcelona es una hermosa ciudad, es cosmopolita y muy acogedora. En medio de la crisis que golpea hoy duramente a toda España nuestros amigos catalanes echan pericos, pero al mismo tiempo manifiestan un eterno optimismo y una gran apertura. Me hace pensar a Valparaíso, como si el hecho de ser un puerto le diera a sus gentes una visión humilde de sí mismos como también una conciencia amplia y sabia de pertenencia a una comunidad de ideas que trasciende por encima de las fronteras.

La historia ha querido que Chile y Cataluña tengan otras cosas en común además de esta fecha tan significativa.

Es así como los responsables políticos actuales de Barcelona, aunque jóvenes, tengan presente al Winipeg de Neruda y reciban como verdadera herencia la palabra de Salvador Allende. Entonces desde hace 25 años, durante la Diada se callan las trompetas por unos momentos y se escucha casi religiosamente, el último discurso del compañero Presidente durante el asedio a La Moneda por la tropa golpista.

Marcial Mira, Hernán Gómez, Eulogio Dávalos y José Luis Vergara, junto al monumento a Allende.

Ayer entonces asistí junto a nuestros amigos Marcial, Lourdes, José Luis y el maestro Eulogio Dávalos, al acto con que el Ayuntamiento de Barcelona, el Alcalde Joan Hereu a la cabeza, honora anualmente la memoria de Salvador Allende. Esto se hace en la placita que lleva su nombre en el barrio del Carmen de la capital catalana.


Antes del acto conversé unos momentos con Joan Hereu. Allí me manifestó que no estuvo en los recitales del conjunto en el Palau Blau Grana pues era muy pequeño, pero que escucho muchas veces el Por Vietnam, disco que sus hermanos mayores andaban trayendo bajo la manga por aquellos años.

Pusimos flores en el busto de Allende, cantamos Els Segador que es el himno de Cataluña, como también Venceremos y la Canción Nacional de Chile del compositor catalán Ramón Carnicer.

Después escuchamos al excelente conjunto Sakapatu, formado por cuatro jóvenes chilenos, un peruano y un argentino.

Conversé con los chilenos presentes, di una entrevista para una radio de Barcelona, nos tomamos unos tragos y salimos cascando con Marcial para el aeropuerto, porque tenía que volver a la casa a celebrar el 35° aniversario de mi matrimonio.

París, 12 de septiembre de 2010.

Older Posts »

Categorías